Tres colecciones con una esencia completamente distinta entre ellas pero con la misma magia.

 

LUNARES : Con ella inicie mi aventura en la moda flamenca, cinco diseños llenos de lunares que dan nombre a la colección jugando con tres colores: Blanco, rojo y negro. Patrones limpios, volantes sencillos sin grandes conjugaciones arriesgadas y presentando los botones como insignia de la firma.

 

PURIFICACIÓN: Mi primer desfile y no podía ser de otra manera, se lo dediqué a la mujer de mi vida, mi madre.

Veinte diseños lisos, con volúmenes en las mangas todos ellos realizados en un crepe de alta calidad. Botones buscados en lo más profundo de Madrid, así poco a poco recorrían los diseños el gran circulo del salón principal del Casino de la Exposición de Sevilla en honor a mi madre dentro de la plataforma WLF.

 

INSHA’ALLAH: Marruecos, mi paraíso al que viajo siempre que lo necesito. Allí respiro, me pierdo entre sus calles y su atardecer en el desierto. Ahí está la inspiración de esta colección.

Colores como el amarillo o azul en seña de los Jardines Majorell, los turquesas de los suelos del Palais Bahía, los naranjas y mostazas de sus especias o los morados de sus luces del atardecer sabré la arena del desierto.

Una colección que se presentó en el famoso hotel Alfonso XIII de Sevilla en la pasarela We Love Flamenco.

InSha'Allah

InSha'Allah

Purificación

Purificación

Lunares.